Si dejo de comer bajo de peso

Natalia veía como su peso aumentaba, ya no lograba usar la ropa que pocos meses atrás utilizaba. Con esta preocupante situación junto a la constante mirada y comentarios de sus compañeras de trabajo acerca de su incremento en el peso tomó la decisión de actuar de forma inmediata para remediar esta situación incómoda. En su familia una prima le recomendó dejar de comer una vez en el día, al parecer esa dieta le funcionó adecuadamente y logró perder peso muy rápidamente…

Los primeros días fueron terribles comenta Natalia, – Había noches en las cuales no soportaba el hambre y quería comer lo que encontrara, pero es cuestión de costumbre…

En los días siguientes su organismo se adaptó fácilmente y al revisar su peso después de 2 semanas había pedido 7 kilos. Sin embargo en la tercera semana comenzó a experimentar mareos, más sueño de lo normal, irritabilidad y debilidad a lo largo del día… 

¿Por qué ocurre esa situación?

Esta situación es muy frecuente en las personas que deciden cancelar la ingesta de comida como medio para lograr alcanzar el peso deseado. En un proceso de pérdida de peso es importante garantizar el incremento en el gasto calorífico de nuestro organismo así como la reducción en el consumo de alimentos con alto contenido de calorías.  Lo anterior significa que una persona que continúe consumiendo los mismos alimentos que ha consumido no perderá peso, tampoco quien no haga algo por gastar más calorías de las que consume.

Un error muy común en las personas que desean perder peso es creer que al dejar de comer están solucionando su problema. No es verdad que al comer menos, nuestro cuerpo comenzará a utilizar las reservas de grasa que posee como fuente de energía. El organismo humano es muy sabio en auto protegerse; casi de forma inmediata el cerebro ordenará disminuir la tasa metabólica y comenzaremos a quemar menos calorias. Recuerde:  El cerebro tratará de proteger cada parte del cuerpo y para esto reducirá la cantidad de energía empleada.  Algunos procesos naturales como el proceso digestivo se verá ralentizado y por ende el metabolismo cambiará.

Con un metabolismo pasivo nuestro organismo difícilmente se perderá peso. Hay personas con sobrepeso que dicen: “Como muy poco pero no bajo de peso que sera?”. La razón es la mencionada. Cuando el metabolismo se ve afectado, pueden surgir problemas como el estreñimiento, y con el paso de los días la situación puede desencadenar el problemas del hígado y del corazón.
Ha tratado de hacer dieta alguna vez en su vida? Con seguridad recordará algún episodio de debilidad y cansancio. Eso es lo que le está ocurriendo a Natalia y es  el resultado de la carencia de nutrientes en el cuerpo y a la vez son el medio de alarma que utiliza el organismo para manifestar una situación anormal.

¿Qué debe hacer?

Sin importar cuanto tiempo le tome alcanzar una reducción de peso considerable, comience por establecer un horario riguroso para el consumo de alimentos.  Saltarse las comidas no vale,  sea estricta en las horas a las cuales comerá. elija en su régimen alimenticio una buena porción de proteínas sumada a una cantidad considerable de vegetales.  No elimine al 100% las harinas, comience poco a poco hasta que pueda erradicarlas de su plato.  Disminuya  casi a cero el consumo de azúcar, la verdad el cuerpo humano NO lo necesita. El azúcar necesario está contenido en las frutas  y vale la pena que el cuerpo l tome de allí naturalmente.

Suprimir una o varias comidas lo único que traerá es un déficit nutricional pero no perderá el peso deseado. Aprenda a comer saludablemente y comience desde ahora a complementar su proceso con actividad física y  un suplemento dietario natural

Imagen libre de derechos. Crédito Phillip Nemenz